Otro muro crecerá entre tus manos

otro se elevará de tu cuerpo

luego tú también te elevarás

piedra espesa te elevarás

y te convertirás en el muro de ti mismo

Mohammed Achaâri

Otro muro crecerá mañana,

allí donde los gestos sean incómodos.

Cemento, alambres, hormigón,

una nueva ley de extranjería

y un acuerdo entre ministros.

Desde la vergüenza hasta el delito,

la línea romperá cordura y ojos,

imparable,

 partiendo la memoria en dos

y en mil los corazones.

El tiempo pasa, y la tragedia

se aparca, anestesiada, antes del postre

y los telediarios la mezclan con la moda,

el IPC y los estatutos, 

mientras el muro también crece

hacia el olvido de los cómplices.

El cielo roza el muro con las manos, 

firme, erguido, 

implacable baluarte

de los reyes más tiranos de la Historia.

En la cima vive el grito,

la huella herida de una mano

y el fósil de una lágrima famélica.

Compartir

Comentarios

Otros poemas

VIDA

Lo que soy es un recuerdo que una vez tuve de niño.

Leer más »

Variaciones de Cortázar

Casi había terminado de escribir el último capítulo de la novela. Sus obligaciones parroquiales estaban resultando ser agotadoras desde que se instalara en su nueva

Leer más »

VALLAS

La música del mundo es una lágrima de viento malherido en los alambres. La noche y su jirón de estrella y sueños. La vida agazapada

Leer más »

UN PÉTALO

Hay una rosa en los atardeceres, un pétalo en la luz de los amantes heridos por espinas y palabras. Una fragancia en cada boca, el

Leer más »