Toda feliz primavera

es irrecuperable desde siempre.

Una ola, un cuerpo ardiendo,

un pasado en bicicleta

que se aleja

en una calle de acuarela.

Es mentira que nos salve la memoria

cuando se han perdido con los años

los caminos de regreso.

Tampoco resistió el amor

la naturaleza efímera del viento.

Vivir siempre es perder

como pierde un pincel

su gota de locura.

Compartir

Comentarios

Otros poemas

VIDA

Lo que soy es un recuerdo que una vez tuve de niño.

Leer más »

Variaciones de Cortázar

Casi había terminado de escribir el último capítulo de la novela. Sus obligaciones parroquiales estaban resultando ser agotadoras desde que se instalara en su nueva

Leer más »

VALLAS

La música del mundo es una lágrima de viento malherido en los alambres. La noche y su jirón de estrella y sueños. La vida agazapada

Leer más »

UN PÉTALO

Hay una rosa en los atardeceres, un pétalo en la luz de los amantes heridos por espinas y palabras. Una fragancia en cada boca, el

Leer más »