García Linares, habitante de los márgenes

Por REMEDIOS SÁNCHEZ GARCÍA

Existe desde siempre en lo literario una tendencia dominante que es la que marca el canon sincrónico y una serie de grupos y estéticas que se mueven en la periferia (con sus intentos por alcanzar ese epicentro, también es verdad) y que desarrollan su trayectoria al margen de grupos de poder. Únicamente desde el compromiso con su quehacer poético cotidiano. En esa línea de autores se encuentran —a veces— poetas interesantes como es el caso de José María García Linares (Melilla, 1977). El melillense afincado en Tenerife viene desarrollando una carrera sin prisa pero sin pausa  de la que me gustaría destacar Muros (2009, accésit al Premio Ciudad de Melilla),  Neverland (2010), Novela negra (2013), Palabra iluminada (2018) o Entonces empezó el viento (2019).

RESEÑA COMPLETA EN ESTE ENLACE

Compartir

Comentarios

Otras reseñas

VIVIR/ESCRIBIR EN SOLEDAD

Diario de una soledad May Sarton (Traducción de Blanca Gago) GALLO NEGRO, 214 PÁGS. “Ahora empiezo a mostrar indicios de un regreso a mi yo

Leer más »

VIVIR EN LAS ESFERAS

Entrevista a Albert Einstein Tirso Priscilo Vallecillos (XII Premio de Poesía Federico Muelas) TREA 120 PÁGS. El nuevo libro de poemas de Tirso Priscilo Vallecillos

Leer más »

Un grito a la esperanza

«El yo lírico se convierte en viajero forzoso, en un caído Ulises que, sin elección, viaja impelido por arribar a su particular paraíso al que llegará según le han contado».

Leer más »

UN CÁNTICO HUMANISTA

Reseña de José Sarria, publicada en la web de ACE-Andalucía y en La Voz Cultural José María García Linares es un joven poeta nacido en

Leer más »

Poemas

CONTINUUM

¿Cómo se empieza de nuevo

cuando empezar debiera ser

un verbo hermoso y transparente,

ligero de memorias,

de deudas y reproches?

Leer más »

UNA MAÑANA DE SEPTIEMBRE

Me bañé en el viento azul

de una tibia mañana de septiembre,

cuando se para el tiempo en la marea

y los niños melancólicos y rubios

miran hacia el mar desde el colegio.

Quien nada en el azul

nunca regresa indemne a las orillas.

Leer más »

REGRESO

El horizonte azul de la ciudad ha curado mi grisura. Ahora vivo del viento, de las ramas de mi árbol genealógico, de mi propia memoria

Leer más »

EL SUEÑO DEL FUNAMBULISTA

Con el tiempo pisando tus talones y quemando el porvenir en tu rostro lo soñado. El equilibrio es una duna ardiente empujada por los vientos

Leer más »